Las familias de los yihadistas abandonan Al Baduz, el reducto final de los combatientes de ISIS en Siria. Por Fátima Uribarri

Los cachorros de ISIS

Más de 15.000 personas han salido de Al Baduz, el último reducto del Estado Islámico en Siria. Las mujeres y los niños de la imagen son las mujeres y los hijos de los combatientes de ISIS. Esperan a que miembros de las Fuerzas Democráticas de Siria, una milicia kurdo-árabe con apoyo militar de Estados Unidos, los lleve al campo de Al Hol, a 300 kilómetros de allí. A los hombres que se han entregado se los han llevado a centros de detención para interrogarlos.

En el campo de Al Hol se concentran 57.000 desplazados; el 90 por ciento, mujeres y niños

Estas familias se encontrarán en el campo de Al Hol con otros 57.000 desplazados; el 90 por ciento de ellos, mujeres y niños procedentes de territorios antes dominados por el califato islámico que en 2014 llegó a copar un vasto territorio de Irak y Siria. De Irak los expulsaron en 2017. Ahora, en Siria, las tropas gubernamentales, con apoyo de Rusia, han recuperado casi todo el país. Falta Al Baduz. Está sembrado de minas y túneles donde se atrincheran los últimos del ISIS.

Te puede interesar

Isis, cacheo antisuicidas

Los cachorros de ISIS