Se exhibe una maqueta de cómo será en 2030 Pekín, esta ciudad desmesurada de 22 millones de habitantes (ahora) y que se urbanizó hace 3000 años. Por Fátima Uribarri

En 2004 abrió sus puertas en la plaza de Tiananmén la Sala de Exposiciones de Planificación de Pekín. La idea era presentar la megalópolis, anfitriona de los Juegos Olímpicos de 2008. El suelo de una de sus plantas es ahora una inmensa maqueta de cómo será en 2030 esta ciudad colosal (acoge a 22 millones de personas y la rodean siete circunvalaciones, la última de casi mil kilómetros de circunferencia) y milenaria (tiene más de 3000 años). Puede parecer caótica. Pero no. Cuando el emperador Yongle decidió cambiar Nankín por Pekín como capital se siguió un antiguo ‘manual de diseño’ confuciano.

Ahora la rodean siete circunvalaciones, la última de mil kilómetros

La numerología y el feng shui se tuvieron en cuenta al delinear sus calles y hutongs (callejones del casco antiguo). Por supuesto, el Palacio Imperial y la Ciudad Prohibida -encuadrada en la maqueta- eran el epicentro de Pekín cuando se erigió como capital. Pekín sigue creciendo. Este año, además, acoge el Mundial de Baloncesto y, en 2022, los Juegos Olímpicos de Invierno. Va a ser la primera ciudad del mundo que alberga los Juegos de Verano y de Invierno.

Te puede interesar

El puente que aspira a récord en China