El galgo es la única raza de perro que se menciona en la Biblia. Por Fernando G. Sitges

PERFIL PSICOLÓGICO

Son tranquilos. No buscan problemas ni arman jaleo. No necesitan demasiado ejercicio, se adaptan bien a la vida urbana. Pero conviene pasearlos atados porque conservan el instinto cazador y pueden poner tierra de por medio en pocos segundos. No babean en exceso ni sueltan apenas pelo. Vagos, frioleros y remolones… Solo tienen dos velocidades. punto muerto o sexta.

CALIENTES

Tienen una temperatura corporal más alta que el resto de las razas.

LA COLA GUÍA

Utilizan la cola como timón durante la carrera.

SANGRE LIMPIA

La sangre de los galgos tiene más glóbulos rojos que la de las otras razas. Tienen, además, un grupo sanguíneo universal, por lo que pueden ser donantes para todas las razas. Son los perros con menos enfermedades hereditarias o relacionadas con la genética.

VEN HASTA DETRÁS DE ELLOS

Son los perros con mejor vista. Pueden detectar un objeto a 800 metros y tienen un ángulo de visión de 2700, lo que les permite localizar una presa que se encuentre detrás de ellos. Tienen vista estereoscópica, lo que hace que distingan mejor los objetos en movimiento que los fijos.

SONRÍEN

Cuando están contentos, tensan los músculos de la cara y muestran claramente una sonrisa.

SALTOS DE RÉCORD

Su estructura corporal les permite realizar saltos de hasta 9,14 metros.

NO PUEDEN SENTARSE

Por su estructura corporal no pueden sentarse. Cuando adoptan esta postura, se quedan a un dedo del suelo, por lo que no duran mucho tiempo sentados.

TODOS LOS COLORES

De los 18 colores y más de 55 combinaciones de pelo que presenta esta raza, los de color gris son los más escasos porque durante un tiempo se extendió la leyenda de que eran galgos que corrían menos y, por lo tanto, nadie los quería.

CORRER SIN PISAR EL SUELO

Patas largas, peso ligero y gran elasticidad. Cuando un galgo corre, puede llegar a los 70 kilómetros por hora. Durante la carrera, el 75 por ciento del tiempo lo pasa en el aire.