Varias compañías estudian explotar el cielo como una valla publicitaria planetaria, poniendo en órbita satélites luminososos. ¿A qué problema nos enfrentamos?

Un ‘chivato’ en el espacio

La propuesta de colocar anuncios en el espacio no es ni ciencia ficción ni un fake. Se basa en una tecnología que ya existe: la de los minisatélites CubeSat. Se trata de artefactos que orbitan a entre 300 y 600 kilómetros de altitud y tienen un tamaño que oscila entre los diez centímetros de arista y 1,33 kilos hasta los que alcanzan el tamaño de una pequeña lavadora. Una vez en órbita, estos minisatélites despliegan antenas y paneles para recabar la información con el objetivo que fueron enviados.

basura-espacial-orbita-satelites-cohetes (3)

El primero fue creado en 1999 y su fin era facilitar los proyectos de investigación científica, como los estudios en microgravedad, pero enseguida hubo quien les vio una vertiente comercial y el consiguiente negocio, todavía por explotar.

Por qué no se nos caen en la cabeza

  • En el espacio existen 34.000 objetos mayores de diez centímetros y 900.000 de más de un centímetro, según la ESA.
  • Son un gran problema por el riesgo de colisión entre ellos y con otros satélites, pero no tanto por su impacto en la Tierra.
  • Cuando son atraídos por la gravedad, a su regreso, la atmósfera se encarga de desintegrar estos residuos; es decir, llegan muy pequeños o sin casi peso. No obstante, como afirma la NASA, un objeto grande (como una bola de béisbol) cae en la Tierra una vez a la semana.
  • Pero la mayoría cae en el mar. ¿Por qué en el mar? Por estadística: es el 70 por ciento de la superficie terrestre.
  • En 2015 cayeron algunos trozos considerables de basura espacial en Alicante y Murcia. Entonces, Holger Krag -jefe del equipo de vigilancia de basura espacial de la ESA- explicó que «la probabilidad de que uno de esos fragmentos te golpee es mucho más pequeña que la de que te caiga un rayo».
  • Según la NASA, la única vez documentada que un trozo de basura espacial ha alcanzado a una persona fue en 1997, a una mujer en Estados Unidos. El tamaño: como una lata de refresco. Pero tenía poco peso y no le causó daño.
Ponga su anuncio en el espacio... y otros desvaríos del vertedero cósmico

Ponga su anuncio en el espacio... y otros desvaríos del vertedero cósmico

Millones de residuos 'flotan' en el espacio: piezas de cohetes, satélites inactivos... Orbitan la tierra a 28.000 Kilómetros por hora y pueden provocar colisiones en cadena y -sin exagerar- acabar…

Te puede interesar

Vivir en un rascacielos colgado de un asteoide