¿Cómo se forma el oro? Cuando una estrella muere, estalla y libera metales. Con los escombros se forman nuevos cuerpos celestes… La astrónoma Marica Branchesi que lideró la observación de las ondas gravitatorias nos cuenta este misterio del universo. Por Carlos Manuel Sánchez

“Durante la búsqueda del origen de las ondas gravitacionales pudimos ver las consecuencias de una colisión estelar de esta naturaleza. Se formó una nube caliente de restos, con elementos cada vez más pesados. Fue la primera vez que veíamos cómo se forma el oro. Todo el oro de nuestra galaxia procede de este tipo de colisiones. Pero aquello fue solo el comienzo”.

«La luz se iba volviendo cada vez más rojiza. Pudimos observar la evolución de los colores y estudiar cómo se formaban los elementos más pesados que el hierro, como el oro y el platino, lo que hasta ese momento era un misterio. Fue la primera vez que vimos algo así», dice Marica Branchesi. Pero ¿cómo se forma el oro? Cuando una estrella muere, estalla y libera metales. Con los escombros se forman nuevos cuerpos celestes; entre ellos, planetas como el nuestro. De hecho, se cree que una colisión similar, pero hace 4600 millones de años, está en el origen del oro que hay en la Tierra. «Los humanos también conservamos la impronta biológica de aquel suceso en nuestros cuerpos: principalmente en forma de yodo, esencial para la vida», afirma el astrónomo Imre Bartos.

Lo más espectacular del choque que vieron Branchesi y su equipo fue asistir por primera vez a ese nacimiento de metales pesados. La colisión de estrellas sintetizó el equivalente a 10 veces la masa de la Tierra en oro y 50 veces en platino. Y ha servido para aportar luz a un misterio geológico. Hay que aclarar que todo el oro original de la Tierra está en el núcleo, se hundió allí mientras se formaba nuestro mundo. Hay tanto que podríamos ‘alicatar’ el planeta con una capa de oro de cuatro metros de altura. Pero está a tanta profundidad que no se puede extraer. Hay que conformarse con los yacimientos de la corteza procedentes de meteoritos.

Te puede interesar

Historia de la cosmología en cuatro pasos