Entre los miles de pilotos que participaron en misiones de bombardeo sobre Alemania en la II Guerra Mundial estaban tres importantes actores de Hollywood. Uno de ellos era James Stewart, protagonista de la película ‘Qué bello es vivir’, que en 1943 era oficial de un escuadrón de bombardeo estadounidense. Por José Segovia

Dada su capacitación y sus dotes para el mando durante las operaciones de combate en Alemania, Stewart ascendió a mayor y, finalmente, a coronel. Por el valor que mostró en esas misiones a bordo de un bombardero B-24, el protagonista de La ventana indiscreta y Vértigo fue condecorado con la Cruz del Aire, una de las máximas distinciones del Ejército estadounidense. Stewart encarnó en la gran pantalla el papel de un tipo bonachón e inteligente, una imagen bastante alejada del perfil guerrero que representó el actor en la Segunda Guerra Mundial.

Clark Gable -otra rutilante estrella de Hollywood, protagonista de Lo que el viento se llevó, una exitosa producción que se estrenó poco antes de que estallara el conflicto- también voló en un bombardero. A los 41 años se graduó como segundo teniente y en 1942 se integró en el rodaje de la película Combat America, cuya producción corrió a su cargo.

Aunque no estaba obligado a participar en misiones reales, Gable participó en cinco incursiones sobre Alemania, siendo alcanzado su avión en una de ellas, por lo que también fue condecorado. En 1943 regresó a Estados Unidos, donde fue relevado del servicio por su avanzada edad. James Stewart se jugó la vida cuando ya era toda una celebridad en Hollywood y no tenía obligación de involucrarse en la guerra.

Aunque no estaba obligado (por su edad), Clark Gable voló sobre Alemania. Y alcanzaron su avión

Hubo otro actor británico que también se puso a los mandos de un avión durante la Segunda Guerra Mundial. Fue Christopher Lee, que se hizo popular interpretando el papel de Drácula en la década de 1960 y años más tarde dando vida al personaje de Saruman en El señor de los anillos. Lee se alistó en la RAF en 1941 y poco después fue transferido a Rodesia, donde sufrió fuertes dolores de cabeza y visión borrosa durante un vuelo, motivo por el que fue suspendido del servicio aéreo.

Muy abatido, pidió incorporarse a la Inteligencia Aérea, a lo que accedieron sus superiores, que lo transfirieron a Suez. En la ciudad egipcia de Ismailía inició sus labores de inteligencia. Tras la retirada del África Korps del norte de África, Lee fue enviado a Malta para participar en la invasión aliada de Sicilia. Una vez finalizada la guerra, el actor Christopher Lee fue dado de baja del servicio con rango de capitán de vuelo en 1946.

En la foto: condecoración del coronel (y actor) James Stewart por su papel en la liberación de Francia

Te puede interesar

¿Hubo pilotos suicidas durante la Segunda Guerra Mundial?