Salvemos al bebé perdido

Birmania, un paraíso para los elefantes hasta hace poco, se ha convertido en un infierno para estos paquidermos. La historia de Mi Chaw, un bebé elefanta, simboliza la realidad de un país donde los elefantes salvajes desaparecen. Por Fernando G. Sitges/ Fotografía Ko Myo

Esta pequeña cría de elefante fue encontrada por unos leñadores en la selva de Birmania. La pequeña fue trasladada al Campamento de Elefantes de Thayatsan, donde los mahouts -cuidadores y adiestradores de elefantes desde tiempos inmemoriales- la cuidaron día y noche. Allí bautizaron a la cría como Mi Chaw, que quiere decir ‘niña bonita’. Todo el campamento se volcó con la elefantita; sabían que los siguientes días serían críticos y que sin el cuidado materno sus posibilidades de vida eran muy escasas.

El drama de los elefantes en Birmania

El drama de los elefantes en Birmania

Los furtivos han convertido Birmania, hace poco un paraíso para los elefantes, en un lugar aterrador para los paquidermos y peor aún para las crías que pierden a sus madres.…

Te puede interesar

Humanizar a los animales para salvarlos de la extinción

Elefantes aprendiendo a sobrevivir