Las ingeniosas casas de los animales

No solo el hombre tiene dotes arquitectónicas, los animales también. Por A.E.P./ Fotos Cordon Press

Igual que los cazadores inuits inventaron los iglús para guarecerse de las gélidas temperaturas del Ártico o Alaska, o los bereberes tunecinos de Matmata decidieron tallar la montaña para construir sus casas en roca para estar a salvo del calor, los animales salvajes también han sido capaces de crear estructuras arquitectónicas singulares que les sirven como hogar y los protegen de sus predadores. Y, la mayoría de las veces, recurriendo a trucos muy ingeniosos. Como el hornero rojo de Sudamérica, un pájaro que construye su nido con barro en forma de horno y lo expone al sol para que se endurezca y sea más resistente. O el castor de Alaska, que teje sus nidos en los lagos con una entrada más profunda de lo normal para evitar que se hiele en invierno. Son solo dos ejemplos de pericia constructiva, pero en el mundo animal hay decenas de casas singulares. Aquí van algunas con soluciones de lo más sagaces.

 También te puede interesar

¿Por qué los animales presienten las catástrofes y nosotros nos?