Esta primavera triunfan los tonos corales, los ‘nude’ y el exceso de brillo. Sin embargo, para lucir unas uñas de absoluta tendencia, se necesitan unos cuidados previos. Descubre cómo preparar tus manos para el cambio de estación. Por Stefanie Milla / Fotos: Imaxtree

Tus uñas te delatan

Si nos dejamos llevar por las tendencias que marcan nuestras celebrities, las uñas de la cantante Rosalía estarían en el número uno. Largas, muy largas, y decoradas incluso con joyas. ¿Fáciles de llevar? Tra-tra. También la actriz Blanca Suárez, en cuanto tiene unos días libres entre rodaje y rodaje, apuesta por el gel y por el nail art más atrevido. Pero ¿para qué engañarnos? España es un país donde, salvo algunas excepciones, se apuesta por las uñas discretas. No excesivamente largas, en la triada clásica de colores -porcelana, rojo, burdeos- y sin demasiadas filigranas, más allá de algún tono más atrevido.

Lo último en manicura semipermanente se llama ‘dipping’ y consiste en esmaltar con polvo

Pero, en todos y cada uno de los casos, a menudo esas uñas están más castigadas de lo que debieran. Sea por un mal uso del quitaesmalte, por falta de mimos, por algún que otro encuentro poco afortunado con la manicura semipermanente o un abuso del gel, a veces las uñas, más que herramientas, son víctimas de algún que otro desastre estético. Para compensar, explicamos cómo protegerlas y cuidarlas.

A cada mano, su tipo de uña

Jeremy Scott emn S19 007

Más allá de modas y modismos, lo que realmente debería marcar el estilo de las uñas es ante todo la forma de los dedos. Isabella Maia -dueña de Nail Couture- comenta: «Actualmente hay cierta tendencia a llevarlas ovaladas, pero siempre es mucho más favorecedor adaptarlas a la mano en general, para hacerla parecer más estilizada». ¿Sus recomendaciones?

  • Dedos alargados y finos: ligeramente cuadradas.
  • Dedos grandes: semicuadradas o redondeadas.
  • Dedos cortos: almendradas u ovaladas, siguiendo la forma natural del dedo.
  • Dedos gorditos: en forma redonda, prolongando visualmente la yema del dedo.

Cambio de estación

Dauri Jerez -manicurista del salón de uñas Twentynails- explica las tendencias de color que llegan con la primavera.

  • Tonos ‘nude’. Un clásico. Pero crece la definición de nude. Si antes solo teníamos en cuenta el tono porcelana, ahora sabemos que los beis, tonos hueso e incluso un castaño muy claro pueden ser nude, adaptándose al tono de la piel de las manos.
  • Living coral. El color Pantone 2019 llega para aumentar la alegría en los tonos de las uñas en cuanto suben las temperaturas. Más naranja que rojo, muy luminoso y fresco, lo veremos mucho esta primavera.
  • Bicolor. Sí: para las más atrevidas se lleva esmaltar las uñas de cada mano de un color diferente. Incluso la manicura francesa, que vuelve a estar de moda, admite cambiar el rosa y blanco por tonos como el lila.
  • Glitter’. Son puro verano, festivos y muy frescos: sea tanto sobre bases naturales como acompañando a azules, amarillos y naranjas, el brillo está de moda.

Semipermanente: no es para todo el mundo

Llegaron y triunfaron. Los esmaltes semipermanentes, que se secan con lámpara UV y duran hasta que la uña crece, son un éxito, pero… no son adecuados para todas las uñas.

Los dedos alargados y finos quedan mejor con uñas cuadradas, y los cortos, con ovaladas

Isabella Maia, de Nail Couture, nos advierte de su uso correcto. «Nos llegan muchas clientas con ‘efecto rebote’ de malas experiencias con este tipo de esmalte, pero es porque se han hecho mal. A la hora de escoger un semipermanente, hay que tener en cuenta varios factores: que sea una buena marca, que se aplique correctamente y sobre todo que se sepa cómo retirarlo. Es imprescindible y necesario que sea siempre sin limar y sin hacer fuerza. Eliminarlo bien puede llevar fácilmente media hora o más y, cuando en un sitio low cost lo hacen en diez minutos, sea sumergiendo la uña en acetona pura o usando la lima, se retira la queratina de las uñas, se fragilizan y se debilitan. Lo que no se paga en dinero se paga en la salud de las uñas», finaliza.

manicura (2)

La manicura francesa evoluciona con nuevos tonos y permite hasta los brillos

Aun así, este sistema no es para todos los tipos de uña: aquellas muy frágiles, queratinizadas o débiles es mejor que apuesten por un esmaltado tradicional.

‘Dipping’, la nueva manicura en polvo

Esmaltar las uñas con una fórmula semipermanente, pero ¿sin esmalte ni pincel? Exactamente esa es la nueva técnica del dipping, que consiste en introducir las uñas en una fórmula para esmaltar en polvo. El proceso consiste en desengrasar primero la uña (un proceso que siempre las deshidrata ligeramente), poner una base y, sobre ella, un gel adhesivo. Se introducen las uñas en polvos acrílicos, que se adhieren al gel anteriormente aplicado, y luego se extiende otro gel que fija el polvo. De esta forma se obtiene una manicura ultrarresistente, que dura dos semanas y que, como las fórmulas en gel, se retira con acetona pura.

Sabías qué…

… las uñas de las manos crecen tres veces más deprisa que las de los pies?
… las de las manos son más finas que las de los pies?
… están compuestas por tres capas de queratina, al igual que nuestro cabello y que los caparazones, los cuernos o las garras de los animales?
… crecen más rápido en niños que en adultos y más en verano que en invierno?
… una uña completa tarda casi medio año en crecer desde la base hasta la punta?

Los imprescindibles

manicura productos

1. Base protectora

Le Petit Robe Nour, de Guerlain, ofrece una base perfumada y de larga duración. Protege la uña y aporta un efecto óptico natural antiamarilleante (23,70 euros).

2. El color de la primavera

El Living Coral se ha convertido en la estrella del verano. La laca de uñas de Tom Ford combina pigmentos de color y un brillo intenso (35 euros).

3. La nueva manicura francesa

A la combinación clásica de blanco y rosa se suman ahora otros tonos como el lila de la colección Peony Lovers, de Dolce & Gabbana Beauty (24,50 euros).