Un millonario se hace cargo de la boda de chicas pobres sin progenitor o cuyas familias no pueden aportar una dote, que les da él. Por Fátima Uribarri

Una de estas 251 novias es cristiana, cinco son musulmanas, el resto son hindúes. Se han casado a la vez -siguiendo sus respectivos rituales- y han tenido el mismo padrino de boda: el millonario indio Mahesh Savani. Desde 2010, este rico hombre de negocios del mundo inmobiliario paga la boda de huérfanas y pobres de Surat y se ocupa, además, de la educación de otras 200. Gracias a él, cerca de 3000 chicas han podido casarse.

Les paga el vestido y les da dinero para enseres y muebles

En la India, las bodas también son caras. Mahesh Savani gasta medio millón de rupias en cada chica (unos 6000 euros). Ellas eligen el vestido, el maquillaje y los invitados; y Savani les da dinero para enseres y muebles. Durante estos enlaces masivos, el filántropo se viste como el padre de la novia y lleva a cabo ese papel. Todo empezó en 2008, cuando se murió un primo suyo y dejó a sus hijas sin medios para pagar su boda. Savani se hizo cargo y se sintió muy bien: dice que lo hace para ser bendecido por Dios. Decidió ayudar a más. Al principio tuvo que buscarlas, ahora ellas lo buscan a él: solo deben demostrar su orfandad y su situación precaria.

También te pueden interesar estos artículos sobre la India

Madre a los 70… o más en la India

Afearse para no ser secuestrada