Los británicos apuestan sobre todo: desde el tono del sombrero de la reina en las carreras de Ascot hasta sobre cómo será el ‘brexit‘. Por Fátima Uribarri 

La reina Isabel ha descolocado a los británicos. Su sombrero del segundo día de las carreras de Ascot ¿era azul o lila? No es una cuestión baladí. Los ingleses apuestan por todo (hay unas 9000 tiendas de apuestas en el Reino Unido) y llevan décadas apostando sobre el color del sombrero de la reina durante los cinco días de junio en los que se celebran las carreras de caballos en el hipódromo de Ascot. Cinco libras es la apuesta habitual -y 50 la máxima- sobre el sombrero real. Hay estadísticas acerca del tema que concluyen que el azul es su favorito y lo sigue el rosa.

Las estadísticas muestran que el azul y el rosa son sus favoritos

Ambos tonos han coloreado la cabeza real en 13 de las 25 jornadas de Ascot de los últimos cinco años, aunque elige más el amarillo para el primer día. Los más cautos apostaron este año por el rosa para la primera jornada, mientras que los colores menos elegidos eran el blanco y el crema. se pagaban 12 a 1. Este año la reina Isabel ha llevado sombrero azul dos días seguidos en las carreras de Ascot.

Los británicos apuestan sobre todo: desde el sombrero de la reina hasta el 'brexit'

Este año, la reina Isabel ha llevado sombrero azul dos días seguidos en las carreras de Ascot, algo poco habitual

En Ascot también se apuesta -y mucho- por los caballos. Pero ahora lo que prima es el brexit: con Boris Johnson se refuerzan las apuestas que predicen un brexit rápido y a las bravas.

Te puede interesar

Felipe de Edimburgo, el caballero en la sombra