España es el país europeo que más hectáreas dedica a la agricultura eco. La mayoría son pequeños productores. ¿Cómo son los alimentos ‘eco’ y ‘bio’? Por Carlos Manuel Sánchez / Fotos: Cordon Press y Getty Images 

La batalla por lo ‘eco’ llega al súper

Las vacas son lo que comen

alimentos eco y bio

La leche ecológica tiene mejor sabor y más nutrientes por una razón muy sencilla. las vacas pastan, lo que además aumenta el contenido de ácidos grasos y vitaminas. Las de producción ecológica se alimentan en prados y forrajes no tratados con pesticidas y están sueltas cuando las condiciones meteorológicas lo permiten. Se respeta el llamado ‘periodo seco’ del animal, que es un plazo entre el parto y la nueva inseminación para que vuelva a dar leche. No obstante, hay que matizar que el término bio a veces se usa a la ligera, aprovechando que la norma europea considera sinónimos ‘ecológico’, ‘biológico’ y ‘orgánico’. Lo que garantiza que la producción es ecológica es el sello europeo obligatorio, la ‘eurohoja’ (estrellas en forma de hoja sobre un fondo verde).

¿Huevos ‘eco’ o de corral?

alimentos eco y bio

La primera gran batalla ganada por lo ecológico en los supermercados convencionales ha sido la de los huevos. La industria se ha percatado de que hay muchos consumidores que miran el código impresionado en la cáscara. El 0 indica que es un huevo de gallina ecológica, vive al aire libre, se le garantiza ocho horas de oscuridad cuando está en interior para que pueda descansar… El 1 (de gallina campera) es parecido, aunque la densidad aumenta de 6 a 9 gallinas por metro cuadrado cuando está en interior. El 2 (criada en suelo) genera cierta confusión, pues es probable que las aves pasen su vida dentro de naves divididas en pisos y sin ver la luz del sol; aunque no estarán enjauladas, como sucede en los del código 3.

Fruta de kilómetro cero

alimentos eco y bio

Hay fruta ecológica que viaja miles de kilómetros para llegar a nuestras mesas. bananas, kiwis, mangos, uvas, melones… Tanto convencional como bio, pues el reglamento de producción ecológica no indica nada sobre los kilómetros que recorre un producto desde su producción hasta su consumo. Y además suele ir envasada, lo que contribuye al calentamiento global. Algunos expertos critican este aspecto y opinan que la opción más coherente desde el punto de vista ecológico es la fruta de proximidad y de temporada. Mejor plátano de Canarias que banana de Centroamérica. Pasa algo similar con el vino ecológico para la exportación. Empieza a ser común transportarlo a granel y embotellarlo en destino, para reducir la huella de carbono que implica el peso del vidrio.

Carne libre de antibióticos

alimentos eco y bio

Hay estudios que señalan que la carne ecológica aporta más proteína y menos grasa. En la ganadería ecológica se permite a los animales el libre acceso a los pastos y no se los tiene hacinados. Tampoco se separa a las crías de sus madres ni se les cortan los cuernos ni se usan antibióticos. No obstante, conviene aclarar que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria ha desmentido que la carne convencional esté contaminada con antibióticos. «Cuando el animal se pone enfermo, se le administra antibiótico. Pero no se puede sacrificar hasta que el veterinario certifica que ha pasado el tiempo de seguridad. En la planta de procesado, al animal se le hace un test. Si da positivo, la carne se destruye y al ganadero no se le paga», afirma Gemma del Caño.

Te puede interesar

‘Foodamentalistas’, la fiebre por la comida sana

¿Realmente comemos lo que creemos comer?