Si por algo destaca China es por sus extravagancias arquitectónicas. Ahora el Gobierno quiere regular la proliferación de estos edificios enormes y extraños.

La bota de Shanghái

edificios raros china

El edificio L’Avenue de Shanghái y su forma de bota desataron todo tipo de críticas durante su construcción. Inaugurado en 2013 como sede de grandes marcas de lujo, además, fue un fracaso comercial. Resultado: en 2015 se vendió al fondo buitre Blackstone, el mismo que se ha convertido en el mayor grupo inmobiliario en España.

La fachada endiosada

edificios raros china

El año pasado, China reguló la construcción de edificios ‘raros’. Y es que el país se ha convertido en un campo de pruebas para osados arquitectos a sueldo de millonarios con dudoso gusto. El gobierno critica la proliferación de edificios “enorme y extraños”, como el hotel Tianzi en Langfang, cuya fachada representa a tres dioses: Fu, dios de la fortuna; Lu, el de la prosperidad; y Shou, el de la longevidad.

Es la cascada artificial más grande del mundo: 108 metros de caída de agua en un edificio de la ciudad china de Guiyang.

arquitectura en China

El espectáculo contribuye a la promoción de este rascacielos, sede de un hotel,un centro comercial y oficinas, pero también tiene sus críticos. La razón, el ruido que provoca, aunque no es un padecimiento habitual: se activa solo media docena de días al año. Hacerlo cuesta, además del agua, 120 dólares a la hora en la factura de la luz.

La última extravagancia china

La última extravagancia china

Es como un establo gigante, pero de mármol. En el Heilan Horse Culture Museum, en Jiangyin (China), viven a todo lujo más de 300 equinos con pedigrí de 43 razas…

Visto en China

Visto en China

Te puede interesar también este artículo sobre China