Arturo Pérez-Reverte enseña por primera vez el rincón de su casa donde escribe. Ocupa un espacio de su biblioteca y recuerda a un blocao de infantería, solo que no está fortificado con sacos terreros, sino con libros. Hay 30.000. «Aquí no entra nadie cuando trabajo, excepto mis perros, Sherlock y Rumba, que a veces bajan a saludarme». Por Carlos Manuel Sánchez/ Fotografía: Carlos Carrión

Gana un ejemplar del libro 'Sidi', firmado por Arturo Pérez-Reverte

Gana un ejemplar del libro 'Sidi', firmado por Arturo Pérez-Reverte

Arturo Pérez-Reverte se sumerge en el turbulento siglo XI para narrar el destierro del Cid Campeador en 'Sidi' (Alfaguara)  que se publica el próximo 18 de septiembre. ¿Quieres ganar uno de…

«Las dos chicas fueron llevadas a la casa de Epstein en Palm Beach e introducidas por la cocina. Fueron conminadas a quitarse la ropa y a darle un masaje»-caso J. D. contra Jeffrey Epstein-

El escritor y académico nos ha recibido en su casa para hablar de su esperada novela sobre el Cid, Sidi. Entrevista a Arturo Pérez- Reverte

1. FAMILIA Y DICCIONARIOS

Una foto de sus padres en la misma balda que ocupan diccionarios y obras de referencia. Y cuando el escritor necesita echar mano del saber enciclopédico: la Espasa, la Summa Artis, la Britannica… Nunca la Wikipedia. «Aquí no tengo conexión a Internet, ni teléfono. No quiero distracciones».

2. LA TAZA ‘TINTINESCA’

Hay pocas concesiones personales en el entorno de trabajo. Un casco y un Kaláshnikov de la guerra de Bosnia y la taza con la efigie del Capitán Haddock. «Si hubiera un incendio y tuviera que salvar algo, salvaría los tebeos de Tintín, comprados en la librería Escarabajal, que ya no existe…».

3. LA SILLA, INCÓMODA

«Yo trabajo por la mañana, desde las ocho hasta mediodía sin parar. En una buena mañana escribo tres folios. No me canso. Es mi trabajo, me gusta. Lo que sí fatiga es la corrección de las galeradas». Utiliza una espartana silla de oficina que le obliga a mantenerse erguido. «Si estoy demasiado cómodo, no trabajo bien».

4. DEL ORDENADOR AL PAPEL Y VICEVERSA

El teclado del ordenador imita el de una máquina de escribir. Las teclas suenan igual. «Pero siempre hago copia en papel, por seguridad. Si el ordenador se rompe no me quedo sin novela. Escribo, imprimo, corrijo sobre el papel y lo vuelvo a pasar al ordenador. Voy dándole pasadas».

5. ESCRIBIR ES NAVEGAR

Reproducción de los azulejos que, en Cartagena, conmemoran los versos de Cervantes que empiezan: «Con esto, poco a poco, llegué al puerto…». También evocan su método de escritura. «Tengo un plan de trabajo y sé a dónde quiero llegar, cómo termina la novela. Escribir es como navegar, me fijo un punto y voy avanzando hacia él día a día».

Te puede interesar

El héroe más elegante de Pérez-Reverte, en cómic

La mejor novela de tu vida, por Arturo Pérez-Reverte